Atrás

Para los aficionados a la cultura y la diversión

Para los aficionados a la cultura y la diversión

promenada w Krynicy, rząd fioletowych kwiatów po lewej stronie
Małopolska to region silnie zróżnicowany pod względem etnograficznym, gdzie sąsiadowały ze sobą grupy górali, różniące się gwarą, zwyczajami, a przede wszystkim strojem.

Małopolska es una región muy diversa desde el punto de vista etnográfico, donde han convivido grupos de montañeses que se distinguen por sus dialectos, costumbres y, ante todo, trajes. Los elementos comunes de todos los trajes montañeses masculinos eran unos pantalones de paño adornados con bordados (parzenica) y una camisa blanca, llamada wałaska. Sobre ella se llevaban chalecos bordados y una cucha (un tipo de chaqueta con mangas bordadas, echada sobre los hombros), la cabeza se cubría con un sombrero negro. El color y la forma de la parzenica, los bordados en los chalecos, la forma del sombrero y la longitud de la cucha permitían distinguir los diferentes grupos de montañeses.

La parte oriental del voivodato estuvo habitada hasta el año 1947 por los lemkos, es decir, un grupo de montañeses rutenos, cuyo traje era fácil de reconocer por una chaqueta (cucha) marrón que llegaba hasta las rodillas, profusamente adornada con flecos. El traje de las mujeres estaba formado por una camisa fina blanca, bordada con colores en el cuello y los puños, un corsé azul marino o negro con flores bordadas y una falda de percal adornada con cintas de colores cosidas verticalmente.

Las tradiciones de los lemkos no son solo los trajes, sino también el arte culinario. Rico en sabores, surgió de la fusión de diferentes tradiciones campesinas: las de rusinos, polacos, húngaros y eslovacos. Normalmente se preparaban platos sencillos, vegetarianos, y la carne se servía esporádicamente. Seguro que los amantes de la cocina no se resistirán a las especialidades locales. Es posible elegir, por ejemplo, proziaki o adzymki, unos panecillos servidos normalmente con mantequilla, o fuczki, unas tortitas de masa para crepes, que se comen con col fermentada. Antaño se consideraban platos de fiesta los pierogi (empanadillas) rellenos de requesón y patatas o de col. A los aficionados a los dulces les recomendamos una visita a la Fábrica de Helados Argasińscy en Nowy Sącz. Es una empresa dirigida por la tercera generación y los helados caseros que produce fueron inscritos en la Lista de Productos Tradicionales. También merece la pena visitar Kamianna, una localidad conocida por la producción de miel y productos apícolas, en la que se encuentran el Centro Mundial de Apiterapia y el Museo de la Apicultura.
La música fue y sigue siendo una parte importante de la tradición cultural. En Beskid Sądecki y Niski no faltan eventos musicales: desde los de un ambiente más serio, pasando por otros de carácter popular, hasta los espectáculos tradicionales. Música Hechizada en Madera es un ciclo de conciertos en la Ruta de la Arquitectura de Madera. Cada año, a lo largo de 12 semanas del verano, tienen lugar en 4 iglesias inscritas en la lista del Patrimonio Mundial Cultura y Natural de la UNESCO y en determinados edificios de la Ruta de la Arquitectura de Madera conciertos con un programa excepcionalmente variado.

La tarjeta de visita cultural de Sądecczyzna es también el Festival Pannonica en Barcice. Se celebra en el valle del Poprad, lejos de las aglomeraciones, y atrae a un público que busca impresiones y emociones extraordinarias.

En el recientemente abierto Manantial de Aguas Minerales de Krynica es posible asistir a excelentes conciertos en el marco del ciclo Krynica Fuente de la Cultura. 
Los amantes de los sonidos más tradicionales pueden acercarse al Festival Jan Kiepura en Krynica Zdrój, el Festival Internacional y Concurso de Arte Vocal Ada Sari en Stary Sącz, el Festival de Orquestas de Viento «Eco de la Trombita» en Nowy Sącz o el Festival de Música Antigua de Stary Sącz.

No se pueden olvidar los eventos que cultivan las tradiciones de los primeros habitantes de las montañas. 

La Fiesta de la Cultura de los Lemkos «Hoguera Łemkowska» en Zdynia es un momento de encuentros extraordinariamente importantes para los lemkos: generacionales, familiares, de amigos. Esa era la intención original de Władysław Graban y las personas vinculadas con el Grupo Representativo de Canto y Baile de la Tierra de los Lemkos de Bielanka. Las primeras Hogueras eran talleres artísticos de este grupo. 

El Festival Internacional de Grupos Regionales Infantiles Fiesta de los Niños de las Montañas es organizado en Nowy Sącz desde el año 1992, por iniciativa de Antoni Malczak. En el evento participan exclusivamente grupos folklóricos infantiles, procedentes de regiones montañosas de Polonia y del extranjero.

Además de música, se organizan encuentros internacionales de carácter económico, como el Foro Económico de Krynica, que se celebra anualmente, así como encuentros de viajes, por ejemplo, el Festival de Viaje y Aventura «Bonawentura» en Stary Sącz.

Pueden ser una forma de relajarse los paseos por los Jardines Sensoriales de Muszyna o la Ruta en las Copas de los Árboles y la Torre Panorámica en Krynica Zdrój – Słotwiny.