Los Piedemontes

rozległa panorama, delikatny zachód słońca, drzewa na pierwszym planie

Normalmente pasamos junto a ellos por la carretera «zakopianka» en el tramo Cracovia-Myślenice, por la autopista A4 o, un poco más despacio, por la carretera «sądeczanka» en el tramo Brzesko - Nowy Sącz. Los Piedemontes (de Wielicka, Wiśnicz, Rożnów y Ciężkowice) son dejados de lado de forma totalmente inmerecida, ya que esconden numerosos misterios. Son muy variados desde un punto de vista topográfico y cultural, ofrecen gran número de atracciones turísticas, históricas y etnográficas. Garantizan pasar el tiempo de forma interesante, independientemente del tipo de descanso preferido. ¡Invitamos a un viaje por esta extensa región de Małopolska que encantará a todo el mundo! 

Tesoros naturales 

El lago de Czchów se formó como resultado de la acumulación de las aguas del Dunajec en una presa en Czchów. La subida del nivel del río provocó un cambio en el carácter de la región, pero al mismo tiempo detuvo las destructivas inundaciones. Varios kilómetros más hacia el sur se encuentra otro embalse artificial: el Lago de Rożnów. La cercanía de Nowy Sącz hace que sea un lugar que goza de gran popularidad entre los turistas. Esperan a los visitantes establecimientos de alojamiento en las localidades de Tęgoborze, Znamirowice, Gródek nad Dunajcem y Rożnów y se pueden alquilar equipos acuáticos en el embarcadero de yates de Znamirowice.

En los límites entre el Piedemonte de Wieliczka y el de Wiśnicz se encuentra en Lago de Dobczyce. Este embalse se formó como consecuencia de la acumulación de las aguas del río Raba y, al igual que en el caso de los lagos de Czchów y Rożnów, su construcción solucionó el problema de las inundaciones en la región. No todo el mundo lo sabe, pero el agua del Lago de Dobczyce es una reserva de agua potable para Cracovia.

Los lagos son solamente una introducción natural a las atracciones verdes de esta región. Invitamos a Jamna, una montaña de altura 530 msnm y concretamente a la Cabaña Włóczykija. Desde este lugar se extienden unas sensacionales vistas del Piedemonte y, con buen tiempo, también pueden verse los Tatras. El lugar está cerca de la reserva Rocas del Diablo en Bukowiec, que se creó con el fin de proteger los afloramientos de rocas de arenisca de Ciężkowice. Según la leyenda, el mismo diablo trajo las rocas desde Hungría. Es algo más pequeña que Skamieniałe Miasto en Ciężkowice, pero, al igual que esta, despierta un gran interés.  

La reserva Skamieniałe Miasto es la mayor atracción natural del Parque Paisajístico de Ciężkowice-Rożnów. Están sujetos a protección los afloramientos rocosos formados por arenisca de Ciężkowice, diseminados en una longitud de 700 m, comenzando en las rocas de la Bruja y el Ayuntamiento, hasta la situada a mayor altura, Skałka (367 msnm). El afloramiento más conocido es la Bruja, visible desde la carretera de voivodato 977. Realmente, cuando la miramos bien, percibimos los rasgos de una cara humana. Supuestamente, es una bruja hechizada que se burló de un sacerdote que visitaba a un enfermo. Ya que estamos en Skamieniałe Miasto, es imposible no visitar la Cascada de Ciężkowice. Para llegar hasta ella se debe ir por el Barranco de las Brujas. Su nombre proviene de una leyenda, según la cual las brujas celebraban allí aquelarres con diablos.

20 km al sur de Ciężkowice se encuentra el Morskie Oko de los Beskides. Localizado en la ladera de Maślana Góra (753 msnm) es una represa de corrimiento que se creó en el año 1784. Muy cerca de aquí está Jelenia Góra (684 msnm), donde se encuentra una reserva que protege un bosque de arces blancos de montaña, un hayal de los Cárpatos y abetos.
Sigamos aún en los terrenos del Piedemonte de Ciężkowice y acerquémonos al Parque Paisajístico de la Cordillera de Brzanka, donde tienen su hábitat: el castor europeo, la nutria, el tritón crestado, el tritón de los Cárpatos y el sapo de vientre amarillo. La cumbre más alta del parque es Brzanka (536 msnm). Merece la pena subir a ella, ya que en su cima se encuentra una plataforma panorámica desde la que se divisan perfectamente los alrededores y, con buen tiempo, los Tatras.

La reserva del macizo montañoso de Styr fue creada para preservar las formaciones forestales naturales típicas del Piedemonte de los Cárpatos. La reserva Tejos en Mogilno, en las laderas norte de Jodłowa Góra (715 msnm), se encuentra cerca de Nowy Sącz. En una superficie de 56 ha está protegido el tejo común. Algo interesante, precisamente esta especie de árbol fue la primera protegida en Polonia, durante el reinado de Vladislao Jagellón.

Vayamos ahora hasta el Piedemonte de Wiśnicz, al Parque Paisajístico de Wiśnicz-Lipnica. En la lista de «cosas que hay que ver» se encuentran los afloramientos rocosos Kamienie Brodzińskiego, la iglesia de madera de San Leonardo, inscrita en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, la Reserva de la Naturaleza Kamień-Grzyb y la Reserva de Bukowiec.
Desde el Piedemonte de Wiśnicz nos dirigimos al Piedemonte de Wieliczka, concretamente a la región de Mogilany. Llegamos aquí a la reserva de la naturaleza Kozie Kąty, que protege una arboleda mixta en la que hay abetos, y la reserva de la flora Cieszynianka, que protege una población aislada de Hacquetia epipactis.

Sacrum 

En toda Małopolska se cruzaron religiones, que durante siglos funcionaron unas junto a otras, por lo que no debe extrañar que en los Piedemontes abunden magníficos edificios sagrados, tanto de la religión cristiana como judía. La gran mayoría de los edificios de madera está en la Ruta de la Arquitectura de Madera. 

Animamos a visitar el conjunto de la iglesia parroquial del Nacimiento de la Santísima Virgen María en Czchów. El edificio fue levantado en el año 1346 en un estilo gótico. Es el monumento de la arquitectura sagrada más antiguo y mejor conservado de la región de Brzesko. 

En Tropie, junto al Dunajec, se encuentra una iglesia románica, una de las más antiguas de esta parte de Polonia. Según dice la tradición, fue levantada en el lugar donde se encontraba la ermita de San Andrés Zoerard, un monje benedictino que vivió entre los siglos X y XI. Del edificio original solo han quedado los muros del presbiterio. Otra iglesia románica la encontramos en Dziekanowice. Según los historiadores pudo aparecer ya entre los siglos XI y XII.

En Iwkowa se encuentran el cementerio y la iglesia de la Visitación de la Santísima Virgen María, datada en la segunda mitad del siglo XV. También recomendamos una visita a la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari en Tymowa, fundada en el siglo XIV. Ambos edificios están en la Ruta de la Arquitectura de Madera.

Otros templos cercanos que están en la lista de la Ruta de la Arquitectura de Madera son: la iglesia auxiliar de San Juan Bautista en Rzepiennik Biskupi, de comienzos del siglo XVI, la iglesia parroquial de San Bartolomé en Jastrzębie, la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Rosario en Przydonica, la iglesia parroquial de la Exaltación de la Santa Cruz en Podole-Górowa, la iglesia de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo en Rożnów, la iglesia de Todos los Santos en Bobowa.

También son interesantes los interiores de las iglesias: de Santa Margarita en Żurowa, de San Miguel Arcángel en Jodłówka Tuchowska, de Santa Justina en Paleśnica, de San Estanislao en Wilczyska, de Santa Catalina en Ryglice, que fue construida en el lugar de un templo de madera del siglo XVII, o el complejo del monasterio de los padres Franciscanos en Zakliczyn.
Merecen una especial atención, entre otros, el complejo del monasterio de los padres Franciscanos en Wieliczka con la imagen de Nuestra Señora de Gracia Princesa de Wieliczka, la iglesia auxiliar de San Adalberto en Szymbark, que según la tradición se encuentra en el lugar en el que San Adalberto, en su viaje de Hungría a Polonia, celebró la santa misa. Es necesario ver las iglesias inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO: la de San Miguel Arcángel en Binarowa y la de San Leonardo en Lipnica Murowana.

En Nowy Wiśnicz tenemos dos iglesias importantes. La primera es el conjunto de la iglesia parroquial de la Asunción de la Santísima Virgen María, en cuya rectoral se encuentra el cuadro de Jan Matejko «La resurrección de Lázaro». A su vez, el complejo del monasterio de los Carmelitas en Nowy Wiśnicz se encuentra en los terrenos de... una prisión. Allí se puede entrar solo una vez al año, durante el Fin de Semana con los Monumentos del Distrito de Bochnia, organizado cada año el primer sábado y domingo de septiembre.

Al visitar los edificios sagrados de Małopolska no se puede olvidar la Basílica colegiata de San Nicolás de Bochnia. La mayor y más antigua iglesia en esta ciudad fue construida en el siglo XV. Junto a la iglesia se encuentra un campanario independiente de madera con una estructura de postes de comienzos del siglo XVII, que está inscrito en el registro de la Ruta de la Arquitectura de Madera.

En la región no faltan los testimonios sagrados de la cultura judía. En Bobowa merece la pena visitar la sinagoga y el cementerio judío: ambos lugares están relacionados con el centro del jasidismo fundado a finales del siglo XIX por el rabino Shlomo Halberstam. En la sinagoga se celebran oficios durante las peregrinaciones de los judíos jasídicos a las tumbas de los rebes de Bobowa.

Durante la Primera Guerra Mundial se libraron en el territorio de Małopolska numerosos combates. La batalla más importante y la caída del frente oriental tuvo lugar en Gorlice: los ejércitos alemanes y austrohúngaros derrotaron y obligaron a retroceder a los ejércitos rusos. En los combates en el frente perecieron muchos soldados, de ahí que en los alrededores haya numerosos cementerios, en los que descansan sus cuerpos. Uno de ellos es el cementerio con número 123 Łużna en la colina Pustki, que se encuentra en la Ruta del Frente Oriental de la Primera Guerra Mundial. Es la mayor de las 400 necrópolis de la Primera Guerra Mundial en el territorio de la Galicja Occidental. Están enterrados allí unos 1201 soldados. 

Algo para el cuerpo y para el alma

El Piedemonte es famoso por sus especialidades culinarias, que no se encuentran en ningún otro lugar. Entre ellas está suska sechlońska, una variedad de ciruela que se caracteriza por su pulpa carnosa y una piel arrugada y viscosa de color azul marino oscuro. ¡La región de Raciechowice es conocida por sus huertos de manzanos! Las frutas locales maduran en un clima más severo y, gracias a la insolación de las laderas sur, adquieren un sabor excepcional.

Con las alubias «Piękny Jaś» puede hacerse literalmente de todo, algo que confirma el concurso de platos con esta verdura que acompaña a las fiestas anuales de Zakliczyn. Merece la pena saber que la planta fue inscrita en la lista de Denominaciones de Origen Protegidas de la Unión Europea.

Si a alguien le parece poca comida, invitamos a la Fiesta de la Sal en Wieliczka. ¿O puede que algo más fuerte de un viñedo cercano? A solo 3,5 km de Wieliczka se cultivan cepas Chardonnay, Riesling, Merlot, Cabernet, Muscat, Gruener Veltliner y Pinot noir y los visitantes pueden degustar los vinos y conocer su historia y el proceso de producción. En toda la región de los Piedemontes merece la pena buscar pequeños viñedos familiares.

Para acabar con este festín culinario proponemos un manjar en forma de salchicha de Piaski Wielkie, que está registrada en el sistema de denominaciones de origen protegidas y de indicaciones geográficas protegidas y de especialidades tradicionales garantizadas. Según la leyenda, los Kijacy (carniceros ilegales) suministraban esta especialidad de carne de cerdo, marinada hasta que está semihúmeda en una decocción de hierbas y sal gema, a la mesa real de Wawel. La adición de hierbas distingue a la salchicha de Piaski Wielkie de otras salchichas, ya que en Polonia para la producción de salchichas normalmente no se añaden otras especias aparte de: sal, pimienta y ajo.

Sin embargo, no solo los sabores regionales distinguen a los Piedemontes. Bobowa es famosa por el Festival Internacional de Encaje de Bolillos, mientras que todos los años se celebra en Dobczyce la particular fiesta llamada «Apacentamiento en Dobczyce». El nombre procede de la antigua denominación de la población local, que eran llamados «pastores de cabras».  La fiesta, con un colorido desfile, va acompañada, por ejemplo, de un concurso a la cabra más bonita, una demostración de vehículos antiguos, acciones caritativas, competiciones deportivas y degustaciones culinarias. Justo antes de Pascua merece la pena ir a Lipnica Murowana, donde se organiza un concurso a la palma más alta: ¡el récord es de más de diez metros!
A los melómanos les recomendamos el Festival de Kromer en Biecz, durante el cual en interiores de época suena música antigua, interpretada con instrumentos históricos. Siguiendo con la música, también merece la atención el concierto educativo CHOPINspired: un excepcional proyecto que muestra la enorme influencia de la obra de Fryderyk Chopin, tanto en compositores polacos como extranjeros.

Si buscáis objetos interesantes para fotografiarlos merece la pena prestar atención a la pintura 3D «Mundo de Sal» en la Plaza del Mercado de Wieliczka: en la actualidad la pintura de este tipo más grande en Polonia. Contiene fragmentos característicos de los verdaderos interiores de las minas de sal de Wieliczka (por ejemplo, la Capilla de Santa Kinga), debidamente dispuestos y vistos en una enorme hendidura en la roca. 

Multimedia