Ruta del Renacimiento

Budynek dworu o funkcjach obronnych widziany z zewnątrz
El renacimiento es uno de los períodos más bellos en la historia del arte.

Fue un período regido por las ideas de humanismo, florecer de la ciencia, y fascinación por el mundo antiguo. Después de los siglos de la enorme influencia de la Iglesia en la vida cotidiana, se produjo una secularización de la sociedad, que tuvo un gran impacto en la cultura. Dentro del movimiento creado en Italia los arquitectos se inspiraban en los clásicos modelos de la antigua Grecia y Roma, lo que reflejaba su búsqueda de la armonía de la forma, la claridad del diseño y la belleza objetiva. Se construyeron muchos edificios seculares, como palacios y villas, y también los ayuntamientos y edificios del comercio adquirían la forma renacentista con sus arcos de medio punto, columnatas de arcos y techos artesonados.
El arte del renacimiento florecía gracias a los mecenas que financiaban las actividades de los artistas. Las cortes reales invitaban a los artistas italianos. También en Pequeña Polonia se aprecian las huellas de esta época. Los que más contribuyeron al desarrollo del renacimiento fueron el rey Segismundo I el Viejo y la reina Bona Sforza. Los edificios de la época se encuentran en Cracovia, pero la verdadera joya del Renacimiento en la región es la ciudad de Tarnów. Destaca el castillo en Pieskowa Skała y el "Pequeño Wawel" en Sucha Beskidzka, así como muchos otros sitios, algunos de los cuales están descritos en este sitio web.

Lugares en la ruta

Multimedia