Atrás

Bacówka Gubałówka

Cabaña de pastor en Gubałówka

Cabaña de pastor en Gubałówka
Zakopane Subregión turística: Krakowski
Ocio: Otros
La montaña Gubałówka (1123 msnm) es uno de los lugares más populares para los turistas. Puede viajarse hasta aquí en un funicular, que también constituye una gran atracción turística.
Cuando Józef Staszel sale de su cabaña, tiene unas vistas que son la envidia de cualquiera. El baca (jefe de los pastores) reside en Gubałówka y cuando elabora los oscypki (quesos típicos de la región polaca de Podhale), puede disfrutar de unas magníficas vistas de Giewont y picos vecinos.“El día de San Juan, las jarras llenas de leche están”, dice un viejo refrán de los Górale (habitantes indígenas de la montaña, en este caso de los Tatra) y es igual de cierto como las famosas previsiones del tiempo de los gazdowie (propietarios de fincas en la región de Podhale). Antes del 24 de junio las ovejas dan más leche y los oscypki tienen el mejor sabor. Una oveja puede dar incluso más de un vaso de leche en un ordeño, mientras que en los meses de verano, suele ser una cantidad mucho más pequeña. Eso no facilita el trabajo, ya que un oscypek son unos... seis litros de leche. El día de San Juan es también una fecha simbólica antes de la cual las mujeres, al ser „criaturas impuras”, no pueden entrar en la cabaña.Los pastores jóvenes, tales como Józef Staszel, deben entonces respetar las reglas o de lo contrario según la tradición tendrían que desinfectar "algo" en el fuego de leña... El patrón de Gubałówka cuida de 300 ovejas que podemos ver subiendo en la cima con el teleférico. Ejerce de baca sólo desde el año 2012 pero su bisabuelo, abuelo y padre lo hicieron durante toda su vida. Él dio un paso más y se ríe diciendo que adelantó a sus antecesores.Su koliba (majada), que a diario visita una multitud de turistas, la construyó después de haber trabajado unos años en los Estados Unidos. Evidentemente el amor a la montaña resultó ser más fuerte. No puede quejarse de que le falten clientes. Cuenta con una sonrisa, que sus clientes suelen pedir un oscypek fresco, de hoy, si fuera posible, mientras el proceso de su elaboración dura al menos cinco días.
Reproducir Reproducir