Al encuentro de la naturaleza

Zdjęcie wodospadu w Magurskim Parku Narodowym
Małopolska es una región excepcional, especialmente desde el punto de vista natural. Los fantásticos oteros y las calientes arenas del desierto, la pintoresca franja del Vístula y el Dunajec abriéndose paso entre las rocas, los verdes Beskides y las cumbres desnudas de los Tatras, las sombrías cuevas y las estruendosas cascadas...

Hasta un 55,3% de la superficie de Małopolska son espacios naturales protegidos: se han creado aquí 6 parques nacionales, 11 paisajísticos, 10 zonas de paisaje protegido y 85 reservas. También hay aquí 2233 monumentos de la naturaleza. Dos áreas, los Parques Nacionales de Babia Góra y los Tatras, también han sido reconocidas como reservas de la biosfera de la UNESCO, lugares únicos a escala mundial con unos valores naturales irrepetibles.

Esta diversidad de paisajes debe traducirse en la riqueza de fauna y flora. Solo en los parques nacionales se han catalogado más de la mitad de todas las especies de plantas y animales presentes en Polonia. Son algo realmente único los fragmentos de bosque virgen que aún se conservan en los Pieninos, el macizo de Babia Góra, los Tatras y en Beskid Sądecki. Estos bosques son un refugio para un gran número de especies de animales poco comunes y en peligro de extinción, incluidas en las listas rojas de especies amenazadas polacas. En Małopolska también viven todos los grandes mamíferos depredadores de Polonia: el oso, el lobo, el lince y el gato montés, aquí también, más concretamente en los Tatras, pueden verse la flor de las nieves y el rebeco, símbolos de un entorno no alterado por la mano del hombre.

Los tesoros naturales de Małopolska pueden admirarse recorriendo numerosas rutas: a pie, en bicicleta, a caballo. Sin embargo, recordamos que en los parques nacionales y en las reservas, donde la protección de la naturaleza es la prioridad, están vigentes determinadas normas, principalmente la prohibición de salirse de las rutas marcadas. No está permitido alimentar a los animales ni arrancar plantas, ni siquiera aparentemente humildes florecillas. Las rocas también deben quedarse en su sitio. A la naturaleza tampoco le gustan el ruido ni la basura. Respetemos estos requisitos, tampoco cuesta tanto.

Przyrodnicze skarby Małopolski